¿Quieres viajar a Senegal y
hacer algo diferente y solidario?

Vive un viaje solidario único en tus próximas vacaciones y
descubre Senegal desde dentro sin caer en la caridad
o en creernos salvadores blancos

Senegal a fondo

Conocerás Senegal a fondo a través de un viaje solidario en grupo reducido “fuera de ruta” para clarificar conceptos sobre cooperación y solidaridad y hacer una inmersión cultural y social en el país.

Experiencia inolvidable

Quiero que vivas una experiencia inolvidable, de esas imborrables en tu memoria. Cualquier persona con inquietudes puede hacer un viaje de este tipo: no necesitas experiencia, formación previa ni dominar el idioma local.

Asesoría y acompañamiento

Te asesoraré y te acompañaré antes, durante y después del viaje para que te sientas segura/o. Será un viaje singular, diferente, único y transformador asegurando un 100% de calidad y transparencia.

Sueña sin miedo. Llena tu vida. Únete a la Solidaridad Viajera.

Puede ser que te pase alguna de estas cosas…

Admiras a personas viajeras que son capaces de salir sin miedo para construir un mundo mejor, mientras que tú llevas tiempo queriendo hacer algo solidario en un país extranjero pero nunca te decides, no das el paso.

Quieres hacer un viaje con un componente social y solidario pero no tienes tiempo de organizarlo, ni sabes a quién preguntar o ya has preguntado y no te convence la respuesta. 

Te sientes insegura/o y tienes desconfianza y dudas sin resolver sobre ONG, proyectos, países… Necesitas orientación personalizada sobre las opciones que existen.
Te da miedo lo desconocido o no te apetece viajar solo/a pero no quieres estancarte y no hacer el viaje de tus sueños. Quieres vivir una experiencia única y transformadora y que te acompañen en ella.
No cumples los requisitos que piden las ONG para hacer un voluntariado o estancia solidaria: estás fuera de plazo este año, no tienes suficientes vacaciones, no puedes hacer la formación presencial… Pero quieres viajar y no te vale cualquier experiencia, eso lo tienes claro.

Te entiendo perfectamente, así que te animo a que leas esto

Si te pasa alguna de las cosas que he descrito anteriormente, te recomiendo hacer un viaje solidario. Estoy convencida de que un viaje solidario puede cambiarte la vida.

Según el Foro de Turismo Responsable tan solo un 10% de los beneficios de viajes tradicionales como “packs todo incluido” se queda en el país de destino. A través de los viajes solidarios invertimos esa proporción dejando el margen de beneficio económico principal en los países de destino.

Te propongo hacer un viaje solidario diferente y único a un país excepcional: Senegal

Conocerás a fondo un país, tanto la parte más turística como las realidades que se esconden tras ella. Eso es difícil conseguir en un viaje al uso.

Contribuirás al desarrollo de las comunidades locales a través del alojamiento y de la comida. Y lo más importante: a través del respeto que genera la convivencia.

Conocerás el trabajo de diferentes ONG que llevan a cabo proyectos de cooperación en terreno.

No necesitas experiencia previa, ni conocimientos ni formación específica. En el terreno es donde aprenderemos. Tampoco fluidez en el idioma local: siempre estarás acompañada/o de la organización del viaje (mi acompañamiento y el de los guías locales).

¿Por qué hacer el viaje conmigo?

Mi nombre es Sonia. He trabajado durante más de 15 años en diferentes ONG coordinando proyectos, eventos, ayuda humanitaria, campañas de comunicación, sensibilización e incidencia política, voluntariado y viajes solidarios. Cuando el tiempo me lo ha permitido, he realizado voluntariado con infancia/adolescencia (soy monitora y directora de tiempo libre) y activismo social en diferentes proyectos.

La gran pasión de mi vida es viajar. Desde 2001 he viajado con mi mochila (no la misma, aunque las he aprovechado mucho) a 25 países de Europa, Latinoamérica, Asia y África, por trabajo, por placer, sola o acompañada. Viajar es la mejor manera de abrir la mente

Creo que puedo decir que he visto «de casi todo», así que quiero compartir mi experiencia contigo y ayudarte en lo que necesites.

Imagina por un momento que puedes…

Hacer el viaje solidario y de turismo responsable que siempre has querido hacer sin tener que preocuparte por mirar chopocientas webs ni hacer otras tantas consultas por teléfono o email para el alojamiento, el transporte, las ONG a visitar…

Conocer África empezando por un país que tiene 3.000 horas de sol al año, Senegal, famoso por su conocida Teranga (hospitalidad en wolof, su idioma oficial). Aquí puedes encontrar todo tipo de paisajes desde desiertos a manglares pasando por zonas tropicales. Etnias, culturas, música, playas, mercados, arquitectura colonial, historia y solidaridad.

Ir de la mano de una persona viajera que sabe de cooperación, que facilita el viaje y cuida al grupo para que tú te concentres solo en vivir la experiencia como se merece.
Viajar con un grupo con las mismas inquietudes que tú mientras contribuyes al desarrollo de las comunidades locales de forma respetuosa.

Obtener como beneficio extra tu desarrollo personal. Habrá un antes y un después, te lo garantizo. Tendrás menos estrés y mayor bienestar emocional; el cerebro, agradecido; un corazón más sano; una autoestima sólida y mayor amplitud para afrontar los problemas. Y es que, viajar te hace feliz.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Esta es mi propuesta,
espero que te guste:

Orientación

Te orientaré antes, durante y después del viaje para que no sientas miedos ni inseguridades y descubrirás que todo es más fácil de lo que parece y que tú puedes con eso y más.

Originalidad

Será un viaje singular, diferente, único. Nunca dos viajes son iguales, sobre todo porque tú eres original, no hay nadie como tú y eso es lo que aportarás al viaje.

Responsabilidad

Este es un viaje de turismo responsable, solidario y sostenible que tendrá en cuenta todas las variables para tener un impacto positivo en la comunidad anfitriona.

Respeto

Vas a conocer proyectos que son de y para las personas. Mostrar una actitud respetuosa es clave para conseguir un mundo mejor y más justo para todos y todas.

Algunas opiniones, por si te ayudan…

Juanjo Rey, educador social y voluntario en Bolivia.
«Ha sido la experiencia vital más brutal de mi vida».

Marta Marín, enfermera y viajera.
«Lo mejor es la organización, es superpotente».

Si te consideras una persona…

Solidaria y con muchas inquietudes, pero con poca experiencia viajera o en cooperación que quiere vivir una experiencia diferente.

Que está cansada del turismo en masa y que se preocupa por el impacto del mismo, pero no tiene tiempo de preparar su viaje o no encuentra lo que busca.

Que se enfada por las injusticias y quiere colaborar a hacer de este mundo un poco mejor cada día.

Que entiende viajar como un aprendizaje, que está dispuesta a tener la mente abierta para aprender y descubrir nuevas formas de vida y cultura que quizás no conocías.

 

¡Enhorabuena, estás en el lugar correcto!

Aquí te cuento un poco los detalles del viaje

Te propongo dos rutas: la de ESTAR (12 días) y la de RECORRER (15 días). Ambas con un grupo máximo de 8 personas.

En ambos casos nos alojaremos en campamentos solidarios u otros alojamientos que apoyan a las comunidades en las que se encuentran. También conoceremos proyectos de ONG que trabajan en dichas comunidades y, una parte del precio que pagues por el viaje, irá destinada a una de las ONG visitadas.

Para ESTAR (12 días) he escogido Casamance, para mí la zona más bonita y especial de Senegal y para RECORRER (15 días) haremos un tour por Senegal. Los precios los he puesto basándome en otras propuestas similares, por lo que te puedo asegurar que no es caro.

Más opiniones 🙂 

José Carlos Blanzaco, administrativo y viajero.
«Éxito asegurado».

Edurne Caballero, bióloga y experta en agroecología, ONG y asociacionismo. Miembro de Biela y Tierra.
«Resolutiva, con empatía y escucha».

¿Cómo sé si es para mí este viaje?

ESTE VIAJE ES PARA TI SI…

Eres una persona solidaria y con muchas inquietudes, pero con poca experiencia viajera que quiere vivir una experiencia diferente. 

Estás cansada/o del turismo en masa y te preocupa el impacto del mismo, pero no tiene tiempo de preparar su viaje o no encuentra lo que busca. 

Te enfadan las injusticias y quieres colaborar a hacer de este mundo un poco mejor cada día. 

Entiendes viajar como un aprendizaje y estás dispuesta/o a tener la mente abierta para aprender y descubrir culturas que no conoces.

ESTE VIAJE NO ES PARA TI SI…

La solidaridad no te produce interés, tienes mucha experiencia viajera y ya has perdido la capacidad de sorprenderte.

Prefieres viajar solo/a que en grupo, te gusta viajar con todas las comodidades posibles y tu principal motivación es visitar cuantos más lugares y monumentos, mejor.

Te incomodan ciertas realidades sociales y prefieres visitar lo típico durante tus viajes.

Te cuesta mucho adaptarte y te estresan los cambios o no conectas ni compartes mi filosofía de viaje y mis valores.

Por último, las FAQ (Preguntas Frecuentes)

¿Por qué hacer un viaje solidario?
Ante la masificación turística, un tercio de los viajeros ya escoge su destino según su sostenibilidad, según la Organización Mundial de Turismo. Los tres mandamientos del turismo sostenible son las buenas prácticas medioambientales, la protección del patrimonio cultural y natural y la necesidad de que los beneficios económicos sean tangibles para las comunidades locales.

Si eres de esas personas que no quiere solo playa o montaña sin más, que te preocupa cómo viajar y qué impacto tendrás en la comunidad de destino y que quiere incluir componentes sociales en tus viajes donde poder observar de cerca las diferentes realidades existentes en la zona en la que te encuentras, un viaje solidario es la solución. Este tipo de viajes pretenden promover la solidaridad y eliminar prejuicios que hayan podido adquirirse a lo largo de la vida. En los viajes solidarios se contribuye económicamente al país y/o a la(s) ONG que se va(n) a visitar.

¿Qué es un viaje solidario “fuera de ruta”?
Un viaje solidario es la antesala perfecta para un futuro voluntariado si no estás segura/o y tienes poco tiempo de vacaciones. Genera un gran impacto, sobre todo en la persona que viaja. Y el añadido “fuera de ruta” da más valor porque, además de ir a lugares turísticos, también se visitarán lugares poco visitados por turistas pero espectaculares por su valor artístico, social o histórico.

Para hacer un voluntariado debes tener cierto tipo de conocimientos, como la lengua, habilidades concretas o una profesión, mientras que un viaje solidario puede hacerlo cualquier persona que tenga inquietudes y la mente abierta. Por esta razón, los viajes solidarios suelen programarse en época de vacaciones, mientras que los voluntariados se dan todo el año.

Los voluntariados pueden durar desde una semana hasta un año, mientras que los viajes solidarios, al ser un tipo de turismo, duran como unas dos semanas.

¿Qué es el síndrome del salvador blanco del que tanto hablas?
El síndrome del salvador blanco comprende algunas de las prácticas que llevan a cabo las personas que van como cooperantes, voluntarias o como turistas a países africanos u otros países empobrecidos por la acción del colonialismo. El salvador blanco (también vale en cualquier otro género, por supuesto) es esa persona blanca que salva o rescata a personas racializadas de sus opresiones, sus dificultades, sus problemáticas. Por lo tanto, y evidentemente, el salvador blanco es el bueno de la peli. Os comparto un artículo por si queréis saber más: https://blogs.publico.es/desenredando/2018/08/14/cooperacion-convertida-en-postureo/

Mi propósito con este viaje es que las personas que quieran realizar un viaje solidario lo hagan de una manera respetuosa y responsable. Que vivan una experiencia que les transforme. Que cambie su forma de ver el mundo cuando vuelvan a sus casas y que se conviertan en agentes multiplicadores de esa forma de ver el mundo. Yo misma fui salvadora blanca la primera vez que viajé a Nicaragua en 2003, a pesar de que la ONG con la que viajé me obligó a hacer un curso previo sobre lo que sí es y no es cooperación. En estos años he aprendido que la actitud de respeto, de no juicio y de mente abierta es fundamental, sobre todo cuando haces un viaje solidario o un voluntariado. Eso es lo que me gustaría transmitirte y que seas tú quien lo descubras y lo vivas.

¿Por qué ir a Senegal? ¿Es seguro?
Senegal es uno de los países más bellos y diversos de África y aún poco conocido. Con más de 3.000 horas de sol al año, es uno de los lugares más soleados del mundo. Famoso por su conocida Teranga (hospitalidad en wolof, su idioma oficial), el país tiene 450 kilómetros de playas que miran hacia el océano Atlántico, justo enfrente de las islas de Cabo Verde.

Además, Senegal es uno de los siete países africanos prioritarios del Plan de Acción Exterior Español y ha sido seleccionado para establecer una asociación reforzada que podría servir de modelo a otros países en el futuro.

Senegal es el país idóneo si quieres viajar al África negra por primera vez… Aquí encontraremos todo tipo de paisajes desde desiertos a manglares pasando por zonas tropicales. Tienen varios Parques Nacionales para ver animales en libertad, también veremos coloridos mercados, arquitectura colonial, playas interminables, y nos sorprenderá la energía de su música tradicional o moderna. Vamos a conocer su historia y su fascinante diversidad étnica y cultural.

Y algo muy importante que te estarás preguntando: Senegal es uno de los países más estables de África Occidental. Es un país bastante seguro. Si no lo fuese, yo no viajaría allí y menos llevaría a nadie.

¿Puedo hacer el mismo viaje por mi cuenta?
Sí y no. Puedes hacer el mismo recorrido, pero no el mismo viaje. Ir de la mano de alguien viajero que sabe de cooperación, que facilita el viaje y cuida al grupo hace que te concentres solo en vivir la experiencia como se merece. Además, si eres una persona que no disfruta con los preparativos del viaje que conllevan mucho tiempo de gestión y de contactos previos (alojamiento, transporte, manutención, lugares emblemáticos, contacto con las diferentes ONG que vamos a visitar) te recomiendo mi viaje para evitarte quebraderos de cabeza.
¿Eres una agencia de viajes? ¿Te vas a encargar tú de organizarlo todo?
No soy una agencia de viajes, no contratas un paquete turístico de «todo incluido». Este es un viaje especial en el que lo que contratas conmigo es mi asesoramiento, coordinación y acompañamiento.

¿Qué incluye?

  • Soporte directo en todo momento y durante todos los preparativos.
  • Sesiones grupales en línea previas para conocer al resto de viajeras/os, preparar el viaje y empezar a intercambiar opiniones, inquietudes y dudas.
  • Asesoramiento integral para la preparación de tu viaje (vuelos, seguros, preparación del equipaje, tramitación de las vacunas y del visado si se necesitase y en toda la gestión de la logística y preparación de tu viaje.
  • Durante el viaje, podrás contar con mi acompañamiento las 24 horas del día y en ocasiones con guías locales. Compartiré contigo todo mi conocimiento sobre el país, sobre cooperación y voluntariado y te ayudaré en todas las gestiones y actividades que realices.
¿Cuál es la diferencia entre voluntariado y viaje solidario?

Para hacer un voluntariado normalmente es necesario hacer un curso de formación previo e involucrarte con la ONG elegida. En un viaje solidario harás turismo responsable y sostenible a lugares conocidos y desconocidos, te mezclarás con las comunidades de destino y además vas a aprender y a conocer lo que hacen) las ONG que se van a visitar. Esto genera un cambio de actitud, lo que contribuye a cambiar realidades.

Para hacer un voluntariado debes tener cierto tipo de conocimientos, como la lengua, habilidades concretas o una profesión, mientras que un viaje solidario puede hacerlo cualquier persona que tenga inquietudes y la mente abierta. Por esta razón, los viajes solidarios suelen programarse en época de vacaciones, mientras que los voluntariados se dan todo el año.

Los voluntariados pueden durar desde dos semanas hasta un año, mientras que los viajes solidarios, al ser un tipo de turismo, duran una o dos semanas.

¿Por qué tendría que elegir tu viaje y no el de una ONG que son las que tradicionalmente hacen este tipo de viajes?
Tú tienes la libertad de elegir con quien haces el viaje, faltaría más. No te quiero convencer ni nada por el estilo, te muestro lo que hago y cómo lo hago, mi experiencia y crecimiento personal y tendrás que ser tú quien elija. Hay gente que prefiere hacerlo con una ONG porque le da más confianza y otra no lo prefiere justo por lo contrario, porque no se fía. Lo único que sí sé es que mi trato es muy personalizado porque es a la única actividad a la que me dedico, no tengo que hacer proyectos, campañas, captaciones de socios/as ni nada de eso. Toda la atención y cuidado se dirigen hacia ti y tu viaje, mi prioridad eres tú. Así que como dice el slogan de una conocida marca de detergentes: “busca, compara y si encuentra algo mejor, cómprelo”.
¿Cómo me garantizas la transparencia del viaje?
La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno es una ley destinada principalmente al sector público y a las fundaciones públicas, pero las privadas (incluidas las asociaciones) también se encuentran sujetas a las obligaciones de transparencia cuando concurra alguno de los siguientes requisitos:

  • que perciban durante el período de un año ayudas o subvenciones públicas en una cuantía superior a 100.000 euros;
  • cuando al menos el 40% del total de sus ingresos anuales tengan carácter de ayuda o subvención pública, siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros.

Estas fundaciones y asociaciones deben publicar de forma periódica y actualizada en su página web, de una manera clara, estructurada y entendible para los interesados:

a) Información institucional, organizativa y de planificación.

b) Información económica, presupuestaria y estadística.

Así que ya sabes: si ves una ONG que cumple los requisitos que marca la Ley y que no tiene ese apartado en su web, pídele que muestre su transparencia.

Mi actividad profesional no tendría que cumplir estos requisitos pero, viniendo del mundo de la cooperación y siendo muy importante para mí la transparencia y la coherencia, he puesto en mi web un apartado de TRANSPARENCIA con información económica clara, accesible y sencilla. Así te garantizo que vas a conocer todo sobre mi actividad.

¿Cómo contribuimos la desarrollo de las comunidades locales?
Según estudios realizados por el Foro de Turismo Responsable tan solo un 10% de los beneficios de viajes tradicionales como “packs todo incluido” se queda en el país de destino. A través de los viajes solidarios invertimos esa proporción dejando el margen de beneficio económico principal en los países de destino. El turismo solidario responde a la demanda de personas que viajan no solo para conocer nuevos lugares, sino que también quieren colaborar con el desarrollo de las personas y localidades de los países que visitan, que buscan conocer y empaparse de otra realidad.

Nos alojaremos en campamentos pertenecientes a proyectos locales, un porcentaje del precio irá destinado a la(s) ONG que visitemos y elijamos y, lo más importante, el efecto multiplicador. Cuando llegues a tu casa serás un estupendo agente de cambio por todo lo que has visto y vivido. Recuerda que no queremos caer en la caridad, sino ser testigos, tener empatía para entender y luego poder ser altavoces de realidades sociales y formas de vida diferentes a las nuestras.

¿Es muy caro el viaje?
Mi servicio incluye estar las 24 horas contigo o disponible para ti durante el viaje. También te doy soporte antes y después del viaje: dudas, miedos, indecisiones, curiosidades… Es un servicio de acompañamiento y de cuidado completo y exclusivo que te mereces y que yo te quiero dar. Puedes mirar otras opciones, verás que el precio es similar a otras ofertas de este tipo.

¡No te pierdas esta experiencia!

¡Solo 8 plazas por viaje! No te quedes sin tu plaza

¿Te unes a este viaje solidario diferente y único?

¡SENEGAL TE ESPERA!